Ejercicios corporales que estimulan la actividad cerebral

Si te piden que cortes un enorme y viejo árbol con una sierra, qué vas a hacer en primer lugar? ¿Estás pensando en reunir personas fuertes para ayudarte? Por supuesto que no. Sólo afilas tu sierra. Entre más afilada esté, más rápido harás el trabajo. Lo mismo sucede con nuestro pequeño, pero también poderoso cerebro. Un cerebro en forma y activo es el centro regulador de todas nuestras hormonas, actividades, movimientos, memoria, sentimientos y emociones. Entre más saludable es tu cerebro, mejor es tu vida. Estas son algunas de las maneras de mantener al cerebro sano y estimulado.

Correr y caminar

Los Ejercicios físicos no sólo son esenciales para el funcionamiento cardíaco, también  regulan el flujo de sangre por todo nuestro cuerpo. La investigación demuestra los beneficios de ejercitarse 20 minutos diarios para agudizar la memoria, el crecimiento de las células cerebrales, su rápida respuesta y la estimulación de varias hormonas esenciales para el cuerpo humano. Caminar o correr en una pista o caminadora aumenta la liberación de sudor que provoca la liberación de una gran cantidad de oxígeno y glucosa en las células cerebrales. Cuanto más se liberan, mejor es el desempeño cerebral

Juguemos con música:

Sí, sin duda, la música tiene un gran efecto en la actividad cerebral. Relaja los músculos y las células cerebrales y así es como reduce el estrés. Cuando se combina con aeróbicos o yoga, se convierte en otro ejercicio físico para liberar neurotransmisores como la serotonina, que es un famoso elevador del humor. No necesitas chocolates para mantener elevado tu estado de ánimo. Los ejercicios lo hacen por ti

Natación, Baile y quehaceres diarios:

La natación es también una actividad física muy importante que implica el ejercicio y el movimiento de todo el cuerpo. Bailar, jugar al tenis, caminar, e incluso realizar las tareas domésticas como fregar el suelo, subir escaleras regula el flujo sanguíneo de las células del cerebro, haciendo que aumenten su tamaño. Este crecimiento aumenta la memoria, regula la liberación de hormonas de crecimiento y el estrés, así como también mejora la resolución de problemas y la capacidad de toma de decisiones.

Neuroaeróbicos:

Los interesantes ejercicios neuroaeróbicos – el uso de los 5 sentidos a través de actividades simples y cotidianas – milagrosamente estimulan el funcionamiento del cerebro. En nuestra vida cotidiana, nos acostumbramos a usar únicamente los sentidos del oído y la visión. Pero la participación de nuestros 5 sentidos del oído, la vista, el olfato, el tacto y el gusto también puede crecer y preservar nuestras células cerebrales.

Actividades simples:

Los ejercicios corporales físicos también deben ser complementados con otras actividades simples. El uso de una dieta saludable, reír mucho, rodearse de personas amantes de la diversión y felices y jugar juegos de activación mental puede estimular el crecimiento y la actividad cerebral positivamente.

 

Posted in Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *